Contenido
Definición de procrastinación

Causas de la procrastinación
Consejos para dejar de procrastinar


Si alguna vez has retrasado una cita, pospuesto una reunión o una responsabilidad, utilizando como excusa otra actividad de menor urgencia e importancia, significa que la procrastinación y tú ya han tenido el (nada agradable) placer de conocerse y tratarse.

Este comportamiento de postergación tiene varias causas, así como sus correspondientes tácticas para superarlas.

De igual modo, compartiremos contigo algunos consejos generales que te permitirán vencer la procrastinación, dominarla o alejarla, lo suficiente para que logres tus metas diarias y tus objetivos a largo plazo.

¿Qué es la procrastinación?

La procrastinación es una actitud que consiste en el hábito de posponer actividades o situaciones que deben ser resueltas, sustituyéndolas por otras menos relevantes y más agradables de realizar.

En resumidas cuentas, es dejar para mañana lo que puedes hacer hoy, por que sí, porque no quieres y hay ¨otras cosas¨ en lista que sí te apetecen o te son más sencillas.

Al referirnos a la procrastinación, también debemos tomar en cuenta que se aplica a ese sentimiento de ansiedad frente a la realización de una tarea, la cual se percibe como abrumadora, aburrida, desafiante, inquietante, tediosa, estresante

Todos estos sentimientos se dan porque muchas veces nos sentimos incapaces de cumplir una responsabilidad, y percibimos esta como algo que supera nuestras posibilidades, aunque no sea del todo cierto.

¿Por qué procrastinamos?

Una persona puede tener varias motivaciones que lo inciten a perder el enfoque, y estos siempre serán elementos interno, relacionados con la personalidad o la voluntad.

Motivos por los que procrastinas

procrastinacion

 

1. Eres muy perfeccionista

Piers Steel, investigador de la Universidad de Calgary, desarrolló una fórmula teórica de la motivación, la cual explica la influencia del perfeccionismo en la procrastinación.

U = EV / ID

U es Utilidad de la tarea una vez realizada y su valor es igual al producto de las expectativas por el valor que se le concede (EV), dividido por el producto de la inmediatez (I) y la sensibilidad de cada persona para los retrasos (D).

¿Se entendió?

En otras palabras, lo que esto manifiesta es que las tareas que deseamos llevar a cabo y que son de mayor importancia para nosotros, son en las que más demoramos. Por lo que, más que pereza, el elemento más abundante entre los motivos de la procrastinación, es un exceso de perfeccionismo.

¿Cómo solucionar una actitud perfeccionista para vencer la procrastinación?

Una de las estrategias que funcionan bastante bien, para combatir el perfeccionismo es establecer límites de tiempo.

Crear el compromiso en la mente de que el valor del trabajo está en entregarlo a tiempo, y si esto no ocurre, su valor disminuye, por más esfuerzos adicionales (esas mejoras que tardan horas) que se hayan agregado.

2. Te hace falta disciplina

El tener que hacer cosas que no nos inspiran es parte del diario vivir de todo ser humano que se encuentre en faz de la tierra, por tanto, el querer huir de las cosas que no te agradan hasta el punto de postergar su realización hasta tiempos extremos, es una muestra clara de inmadurez de voluntad y administración del tiempo.

Si tu desmotivación es que no te gusta ese tipo de labores, puedes estudiar las posibilidades de automatizarlas, delegarlas o intercambiarlas con algún compañero de trabajo. Y si tu nombre y rol están encadenado a esta función… ¨coja su cruz y sígale¨

3. Tienes miedo

Si no te sientes capaz de realizar una tarea de forma correcta, entonces, pide ayuda, consejo, marca un tiempo para informarte acerca de ésta y edúcate en el tema.

4. Tienes un bloqueo y necesitas tomar impulso

Al cerebro muchas veces le cuesta ¨arrancar¨. Si el objetivo te abruma, porque es muy amplio y te cuesta encontrar el momento para empezar, tu solución es dividir tu responsabilidad en pequeñas tareas.

También te puede interesar: 5 Recomendaciones para lograr ser más productivo

10 consejos para combatir la procrastinación

procrastinacion

  1. Conócete a ti mismo

Tomarte tu tiempo en el día para escribir qué te motiva a realizar acciones específicas, te ayudará a tener consciencia de por qué haces lo que haces, y esto puede ayudarte a descubrir a profundidad por qué procrastinas en ciertas labores y en otras no.

  1. Aprende a decir no

Querer quedar bien con todos te hará quedar mal con muchos y contigo mismo. La próxima vez que te pidan un ¨favor¨ y este pueda interrumpir tu labor, piensa si este te ayudará de un modo u otro a alcanzar tus objetivos a largo plazo.

  1. Administra tu energía, no tu tiempo

Tus probabilidades de procrastinar cuando estás agotado o de mal humor, aumentan considerablemente. Por eso, enfócate en trabajar en tus mejores momentos, y para tener muchos ¨mejores momentos¨,  descansa lo suficiente, aliméntate bien y ejercítate.

  1. Recuerda tu objetivo con frecuencia

Aprovecha tu creatividad, y mantente al tanto de tu objetivo a largo plazo. Pon recordatorios en tu ambiente, así, cuando tengas que realizar tareas que no sean muy motivadoras, recordarás el verdadero fin.

  1. Organiza tus tareas y haz primero las que menos te agraden

Míralo de esta manera: Si das a un niño un pedazo de pizza junto con una ensalada, si le permites comerse la pizza primero, puede que la ensalada deje de parecerle tan atractiva.

  1. Fijate plazos

Asigna a tus tareas un periodo de tiempo en que deben ser realizadas y entregadas. Esto aumentará tu sentido de compromiso.

  1. Tómate un descanso cada 45 minutos

Si los plazos de trabajo de tus tareas abarcan 45 minutos, después de este plazo, tómate un descanso de 5 a 10 minutos. Sal a caminar, refréscate.

Es importante que durante este tiempo de descanso varies el ambiente y no pienses en nada relacionado la labor previa o siguiente.

  1. Controla tu actitud perfeccionista

“Es mejor terminado que perfecto”

El perfeccionismo es una tentación cuando quieres obtener resultados envidiables, pero esos detalles pueden consumir tu tiempo. Mantén un balance, entre lo bien hecho y el plazo fijado para entrega.

  1. Utiliza la automotivación

Después de culminar “esas tareas tan abrumadoras”, prémiate.

La automotivación juega un papel muy importante, tanto en tu autoestima como el tu deseo de superación personal.

  1. Empieza

Lo más importante es dar el primer paso, sin este, no existen los demás.

¡Es tiempo de ser productivos!

 

Pin It on Pinterest