El trabajo en equipo tiene múltiples beneficios, hace que las responsabilidades se compartan, la creatividad fluya más, el trabajo sea dinámico y divertido.

El hecho de ser un equipo hace que enfrentarse a los retos no parezca tan difícil, es una constante motivación y te anima a sacar lo mejor de ti.

Sin embargo, es normal que al mezclarse opiniones o enfrentarse personalidades, haya algunos malentendidos o, incluso, un poco de confusión.

Fortalecer los vínculos entre colaboradores es una parte crucial para lograr que el trabajo en  equipo sea eficiente y placentero para cada uno de los involucrados.

Establecer objetivos claros

Los objetivos específicos llevan a lograr los generales y, partiendo de ellos se pueden alcanzar las metas de la organización.

Las mejores prácticas en cuanto al establecimiento de objetivos son fáciles de aplicar, observa las siguientes:

  • Busca la claridad y cerciórate de que todos tienen claras sus funciones.
  • Define indicadores que sean realistas y alcanzables para lograr la motivación ideal de cada uno de los miembros.
  • Para organizar el trabajo en equipo, apóyate en alguna aplicación de gestión de proyectos.

Asana es una aplicación web y móvil que ayuda a mejorar la comunicación y colaboración en equipo.

equipo de trabajo

Te puede interesar: 5 INCREÍBLES CONSEJOS PARA SER MÁS PRODUCTIVO

El momento en el que un director de proyecto le toca identificar a los participantes, se le pone por delante una de las tareas más difíciles, pero más determinantes.

Deberá definir las características que necesita de los perfiles que componen su equipo de trabajo.

Si podemos organizar el trabajo en equipo con perfiles diferentes que aporten a la misión del proyecto, estaremos enriqueciendo al máximo las posibilidades de éxito del proyecto.

Todos aportan su visión de las cosas y, muy rara vez, se coincide exactamente en la misma idea.

Identificamos las principales claves para organizar el trabajo en equipo con éxito.

—Todo equipo necesita un líder. Quiere decir que los jefes dictatoriales no encajan con un equipo productivo.

Un líder debe obtener lo mejor de las personas.

—Equipo multidisciplinar. Cada proyecto está compuesto por diferentes tareas. Así pues, en los equipos de trabajo deben existir diferentes perfiles para distintas tareas.

—Roles muy bien definidos. Cada miembro debe saber muy bien dónde empiezan y terminan sus responsabilidades. Evitaremos malentendidos y todo el mundo será consciente de sus compromisos con el resto de compañeros.

—Todo lo que necesitan para la ejecución de sus tareas. En este punto, la gestión eficaz de los recursos disponibles es vital para que todos utilicen las herramientas necesarias en el momento adecuado, sin dejar a nadie ‘de brazos cruzados’ esperando.

Motivar la autogestión. Cuando tenemos nuestro equipo bien definido, es momento de diseñar un plan de motivación adecuado y continuado, con el fin de mantener el entusiasmo por el hacer de cada día.

—No incentivar la competencia. Un buen líder deberá promover la colaboración entre los miembros del equipo.

—Animar a que se respeten las fechas de entrega y plazos. De lo contrario, se podrían ocasionar retrasos.

El equipo de trabajo

Y es que trabajar en equipo no es fácil y más hacerlo correctamente.

Por eso, antes de empezar a organizar el trabajo en equipo es importante conocer al detalle qué queremos, cuándo lo queremos, y cómo lo obtendremos.

Buena suerte en tu próximo proyecto.

Fuente:

EAE BUSINESS SCHOOL

Pin It on Pinterest